No a esta política

El gobierno decretará premiado con un millón de euros todos aquellos D.N.I que no pertenezcan a políticos ni grandes economías.

Escrito por RafaelVicarioRodriguez 15-09-2014 en política. Comentarios (0)

Mariano ha comparecido hoy ante los medios, con cara de estreñido, para dar a conocer la medida estrella de su primera legislatura. Transcribimos íntegras sus palabras, que conforme iba soltando le permitían reflejar una sensación de desahogo increíble. Estas fueron sus declaraciones:

"Anoche, después de cenar, me fui a la cama como todas las demás noches desde que empecé a gobernar este país, con la conciencia hecha trizas y exhausto de remordimientos. Estuve dándole vueltas y vueltas a la cabeza intentando buscar soluciones, y no lograba ver la manera en que podía resarcir a mis traicionados ciudadanos, porque... no seamos tontos... todo lo que dije en campaña electoral no se lo creía ni... Bueno, pero he aquí que estando en estas vicisitudes ocurre algo insólito, y es que empiezo ya a coger el sueño y me veo en el camino de Santiago junto a la señora Merkel, pero es que al girar la cabeza hacia la izquierda, precisamente, no se lo van a creer, bueno como casi nada de lo que digo, claro. Allí estaba, señores y señoras, el espectro de Santiago, sí, como os lo digo, pero es que comenzó a hablarme. Este fue el diálogo que mantuvimos:

-Santiago: Mariano, que esa que llevas al lado es una cabrona.

-Yo: Lo sé, lo sé, pero... ¿qué puedo hacer? Porque yo quiero ir al cielo, eh.

-Santiago: Mariano, ¿no serás tonto? Tienes que repartir millones de alegrías a tus conciudadanos, hombre.

Y así ha sido como se me ha ocurrido lo que yo voy a llamar "el Decreto de Santiago", que es muy sencillo y que os paso a explicar.

Verán, sé que esto va a suponer un tremendo esfuerzo para el Estado, pero es que yo he pensado... Bueno, ahora que ya nos va tan bien económicamente hablando, ¿y si en vez de darle dinero a la banca se lo damos a los ciudadanos? No, no se rían. Así el que tenga deudas las paga, y si le sobra puede hasta montar un negocio que de riqueza al país. Por lo tanto he decidido decretar que todos aquellos D.N.I que no sean de políticos ni de gente que posea grandes riquezas patrimoniales van a ser premiados con un millón de euros, como si se tratara de una lotería especial".

Los ministros se han pronunciado ya al respecto, y han dicho:

-Montoro: Cuenta con la hacienda pública.

-Guindos: Tendrá que tener en cuenta a Hacienda.

-Gallardón: No podemos abortar tamaña idea.

-Sáenz: A ver si el déficit de las comunidades nos deja poder hacer esto.

-Cañete: quizás habría que dar la mitad a las mujeres.

-Wert: La LOMCE ya está dando buenos resultados, ¿véis?

-Cospedal: Le he dado mi apoyo, y le he dicho que si quiere podemos hacerlo en diferido.

-Fernández: Podemos mandar a los cuerpos de seguridad a repartir los premios, a ver si mejoran su imagen.

-Pons: Esto no lo mejora ni Podemos.

-Floriano: ¿Qué os decía yo?


El octavo pasajero

Escrito por RafaelVicarioRodriguez 04-09-2014 en Actualidad. Comentarios (0)

Nadie en aquella nave podía imaginar, ni tan siquiera, lo que les esperaba. Aquel ser, aprovechando los descuidos de su mayor oponente depredador y disfrazando su esencia, logró introducirse en la cabeza de las personas y acceder a la nave, junto con su prole. No tardaría mucho en empezar a sembrar el terror, inflingiendo un durísimo sufrimiento a sus víctimas, todo el mundo quedó estupefacto observando cómo les hacía estallar la cabeza y se daba a conocer dejando rápidamente su disfraz y mostrando su más profunda fiereza.

Así ocurrieron los hechos: Andaban los tripulantes de aquella gran nave llamada "crisis" apesadumbrados por la manera en que la persona que dirigía los mandos lo hacía, estaban deseosos de probar otras rutas y experiencias. Así fue como el comandante de la nave decidió dejar que los tripulantes pudieran explorar otras alternativas e incluso, si así lo decidían, cambiar de comandante, y ahí estaba ese ser acechando su oportunidad para poder colarse en sus vidas y llevar a cabo su depredación. No tardaron en alojarlo en sus mentes como el gran promotor de las soluciones de los problemas que los aquejaban. Sí era él, Mariano Rajoy, quien debía tomar los mandos de la nave para solucionar esos problemas, y le dieron su confianza, confianza que no tardó nada en hacerse pedazos en sus cabezas, sólo tuvo que empezar con sus medidas de austeridad, leyes de privación de libertad, represión en las calles, etc. Utilizando su gran argumento, que todo era necesario por la herencia recibida, comenzó su aniquilación de derechos. Todos mantendrán en sus memorias la reforma laboral, recortes en sanidad y educación, negativas a las exigencias de la sociedad en materia de desahucios y otros asuntos, privatizaciones, actuación de los cuerpos de seguridad en manifestaciones del pueblo, incluso leyes impidiendo la libertad de expresión, etc. Probablemente, en el futuro o quizás ya, tanto psicólogos como psiquiatras no den abasto para poder paliar los traumas de las víctimas de estos seres.

No está de más recordar la historia inmediata, que pone a cada uno en su sitio. ¿Podrá la humanidad deshacerse de estos devastadores seres?