Sí se puede, que una organización criminal nos gobierne

Escrito por RafaelVicarioRodriguez 02-07-2016 en política. Comentarios (0)

El 28 de mayo de este año algunos medios de comunicación se hicieron eco de la siguiente información:

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata abre juicio oral contra los ex tesoreros del PP Álvaro Lapuerta y Luis Bárcenas, y su ex gerente Cristóbal Páez, por el caso de los papeles de Bárcenas, en el que se ha investigado la caja B del partido, que deberá responder como responsable civil subsidiario de los 1,2 millones de euros que se dejaron de ingresar a Hacienda.

También irán al banquillo los socios del estudio de arquitectura Unifica, que realizó las obras de reforma de la sede del PP, en la calle Génova en Madrid. Se trata de Gonzalo Urquijo y Belén García. El magistrado también entiende que debe ser juzgada la empleada Laura Montero, a la que no acusaban ni la Fiscalíani la Abogacía del Estado. [Lea el auto en PDF]

En su auto, el magistrado, considera acreditada la existencia de los delitos de organización criminal, asociación ilícita, falsedad contable, tráfico de influencias, blanqueo de capitales, delito electoral y delitos contra la Hacienda Pública.

El pasado 26 de junio muchos votantes y militantes de las filas del PP celebraban, al grito de “sí se puede”, la victoria de su partido.

Evidentemente se puede. Se puede votar a una organización criminal porque las leyes de este país no han permitido ilegalizarla, y se puede gobernar un país a través de una organización criminal por ese mismo motivo.

También se puede insultar a toda una sociedad y a uno mismo dejando que una organización criminal se presente a unas elecciones y votándole.

Definitivamente en este país se pueden hacer muchas cosas, pero las que verdaderamente convendrían al interés general de la sociedad no se hacen.